Adra

De Almeriapedia
Saltar a: navegación, buscar
Comarca:
Poniente almeriense
Población:
23.545 habitantes.
Altitud:
20 metros.
Superficie Física:
90 kms2.
Gentilicio:
Abderitano/a


Descripción

Adra es el municipio situado más al sudoeste de la provincia de Almería, más concretamente en el extremo occidental de la comarca del Poniente de Almería, con una extensión de 8750 hectáreas y 13 kilómetros de línea costera. Su distancia respecto a la capital de Almería es de unos 50 kilómetros.

Al oeste de su término municipal limita con los términos municipales de Albuñol y Turón, situados en la provincia de Granada, limitando al este con el término municipal de Berja.

Su situación costera y su latitud favorecen la existencia de inviernos templados y veranos calurosos, con temperaturas que no suelen superar los 38 grados centígrados.

Orográficamente, Adra se encuentra al sureste de Sierra Nevada, en la Baja Alpujarra. Debido a esto, la orografía de Adra se caracteriza por la existencia de lomas y barrancos que se inician a nivel del mar en el vértice sureste del término y van aumentando su altitud hacia el norte y el oeste, alcanzando una cota máxima de 960 metros en el cerro conocido como de "Las Pendencias y casas de las Cabañuelas".

Sus comunicaciones son exclusivamente terrestres, a pesar de ser el puerto natural de la Alpujarra. Está recorrida longitudinalmente por la carretera N-340A Cádiz - Barcelona, entre los puntos kilométricos 377,700 a 397.

Por razones geográficas, su economía ha estado ligada históricamente al sector pesquero, registrándose una inversión de esta tendencia en la década de los 80, cuando se inicia un boom del sector agrario, concretamente el relacionado con la agricultura intensiva bajo plástico o de invernadero, que es el que caracteriza su economía a partir de esta década.


Adra. Andalucía es de cine

Geografía

Clima

Comunicaciones

Carreteras

Demografía

Ver datos estadísticos de la población de Adra

Demográficamente es una población joven, con tendencia al crecimiento. En 2006 alcanza los 23.545 habitantes, según datos del INE español, lo que supone un aumento del 1,5% de su población respecto al 2005. Su porcentaje de extranjeros era del 5,2% a fecha de 2005 (1114 extranjeros censados), siendo estos principalmente de origen marroquí (597 ciudadanos marroquíes, un 49% de la población total de extranjeros).

Evolución demográfica
1996 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006
20.898 21.016 21.286 21.505 21.810 22.034 21.704 22.257 23.195 23.545



Economía

Ver Datos estadísticos de la economía de Adra

Historia

Ver artículo sobre la historia de Adra

Orígenes

Los orígenes constatados de Adra son como colonia fenicia en el siglo VIII adC. Éstos establecen en el municipio un enclave comercial marítimo de relativa importancia, del que importan sobre todo productos relacionados con el mar, navegantes de Tiro y Sidón (Fenicia/Líbano), en ruta comercial hasta Gadir (Gades/Cádiz).

En la actualidad se llevan a cabo excavaciones arqueológicas en el Cerro de Montecristo, un promontorio, hoy interior, pero que debió ser acantilado en la época de su fundación, frente al mar Mediterráneo y formando la desembocadura del río Adra o (Rio Grande de Adra). En octubre de 2006 se han reiniciado las excavaciones para sacar a la luz restos de viviendas y talleres del siglo VI adC, trabajos que lleva a cabo la Universidad de Almería, con la dirección del profesor José López Castro.

Tras un período de abandono, la colonia pasa a manos griegas, que le dan el nombre de Abdera, de donde se deriva el nombre actual del municipio. Este nombre lo compartió con otras dos ciudades del Mediterráneo, una situada al norte de África junto a la ciudad púnica de Cartago, dentro de la actual Túnez bajo el nombre de Abdeira (según un mapa de Ptolomeo), y otra ciudad, hoy llamada Avdira, localizada en la Tracia griega y que sería ilustremente famosa por ser la ciudad de origen de filósofos como Demócrito y Protágoras. Avdira y Adra se encuentran hermanadas desde el año 1985.

Época romana

A partir del siglo IV adC la colonia pasa a control púnico y a finales del siglo II adC pasa a control del Imperio Romano, en la provincia romana de la Hispania Ulterior. En Adra, la presencia romana se hace patente durante tres siglos, siendo el siglo I dC, el de mayor esplendor como Municipio Romano, acuñándose monedas propias en su ceca.

Ingentes restos arqueológicos, especialmente lápidas y estelas de habitantes de Abdera se hallan repartidas en museos arqueológicos y en colecciones privadas, ya que en los dos últimos siglos la expoliación de los yacimientos ha sido sistemaáica.

Abdera fue en época romana puerto de salida de minerales de las sierras próximas de Gádor, maderas y salazones de pescado, entre ellas el garum, pasta licuada, procedente de los restos de carnes y vísceras de pescados y mariscos, muy apreciada en tiempos de la dominación romana. El garum obtenido en Abdera, así como sus salazones, eran muy apreciados en todo el Imperio, tal y como menciona el historiador romano Plinio en Naturalis Historiae.

La mayoría de las fuentes bibliográficas más antiguas existentes sobre el municipio pertenecen a este período. Otros historiadores también mencionan la localidad en varias obras, como es el caso de Estrabón, que en el libro tercero de su Geografía, habla del puerto de Abdera y de la existencia de otra ciudad llamada Odysseia no en el lugar de la actual sino en la montaña, visible desde el mar y que exhibía un santuario dedicado a Atenea. No existe constancia de este santuario ni se han encontrado restos arqueológicos similares.

Tras una decadencia poblacional entre los años 23 a.C. y 25 d.C, se produce un momento de gran esplendor para la ciudad entorno al 175 y 225 d.C. A partir del siglo III, y coincidiendo con la crisis del Imperio Romano, la ciudad entra en un período de paulatina decadencia que dura hasta el siglo VI d.C, en el que la ciudad casi ha menguado su actividad económica sustancialmente. Ésta será el estado en el que la encuentren bizantinos y visigodos en torno a los siglos VI y VII d.C.

Época musulmana

La islamización del municipio no tendrá lugar hasta el siglo IX d.C., remodelándose su población urbana en el interior, concretamente en torno a la barriada actual de La Alquería. De esta época son los restos arqueológicos más antiguos todavía presentes en la localidad, como es la torre vigía situada de la calle Natalio Rivas.

Existe una leyenda en torno a la figura del último dirigente nazarí de Granada, Boabdil el Chico, que afirma que éste abandonó la Península Ibérica desde el puerto de Adra en 1492, camino del norte de África, tras abandonar Granada] huyendo de los Reyes Católicos. La leyenda afirma que una vez en el mar, el príncipe volvió la mirada en dirección a Adra y lanzó su espada al mar prometiendo que algún día volvería a por ella. Años después, elegiría nuevamente la ciudad de Adra como puerta de entrada para intentar una nueva reconquista frustrada de la península.

Asimismo, Adra fue puerto base de las tropas castellanas que acabaron con la rebelión de los moriscos en Las Alpujarras, en la que participaron los capitanes que vencieron en la Batalla de Lepanto.

Época contemporánea

Adra comenzó a resurgir en el siglo XIX con la industrialización y la creación de fábricas de azúcar y fundición de plomo, aunque su pesca siempre ha sido bondadosa, especialmente en sardinas, boquerones, doradas y lubinas (en la actualidad criadas en granjas marinas), atún, bonito y melva 'canutera', alcanzándose gran prestigio con su industria conservera desde los años treinta.

Adra en la actualidad

En la actualidad, Adra vive de la agricultura intensiva bajo plástico o 'invernaderos', con hortalizas y frutas selectas que se distribuyen en los mejores mercados europeos. También recibe grandes beneficios del turismo, gracias a su ubicación junto al mar, teniendo varias playas con homologación de calidad por bandera azul. Adra tiene en 2006, 23.195 habitantes, con un crecimiento en solo tres años del 10%, por la llegada de inmigrantes procedentes de África, Latinoamérica y países del Este de Europa, como Rumanía, Ucrania, Rusia o Bosnia.

En Adra existen dos periódicos (Comarcal Treinta y Noticias de Adra), y dos emisoras de radio (Radio Adra y Radio Municipal de Adra). También tiene una emisora de televisión, Adra TV.

En 2005 fue subsede cultural de los Juegos Mediterráneos de 2005.

Lugareños ilustres

Cultura

Turismo

Puntos de interés

*Cerro de Montecristo (Bien de Interés Cultural, año 133): Elevación natural de 40,38 metros de altitud sobre el nivel del mar, situado al este de la actual población de Adra, cuyas construcciones más orientales limitan el cerro por el sur. La vertiente este del sitio arqueológico está orientada hacia el antiguo curso del río Adra, que fue desviado en el siglo XIX. En 1970 y 1971 el lugar fue excavado por Fernández Miranda, y como resultado de estos trabajos se documentaron estructuras de habitación de época púnica y restos de una factoría de salazón romana. La secuencia cronológica abarcaría desde mediados del siglo IV antes de Cristo en época púnica, hasta época tardoromana.

*Museo de Adra: Situado a los pies del Cerro de Montecristo, próximo a distintos palacios levantados por la familia Gnecco en el siglo XVIII, el Museo de Adra, tiene como sede la casa del marqués de Villacañas, rehabilitada para tal fin. Ubicado en la plaza de San Sebastián, junto a la Ermita del santo de este mismo nombre, en su interior se exponen numerosos vestigios, repartidos entre sus seis salas de exposiciones. Cuenta además con un taller para actividades escolares, salas de conferencia y un área destinado a investigación. Desde su patio se puede acceder al Yacimiento arqueológico del Cerro de Montecristo. Este museo hoy es un importante centro potenciador de la ciudad, por la sucesión de exposiciones que acoge en sus salas.

*Museo Molino del Lugar.

*Centro de Interpretación de la Pesca.

Edificios y monumentos

Arquitectura civil

*Torre de Guainos (Bien de Interés Cultural, año 1985): Se situa sobre un cerro junto a la carretera Málaga-Almería en la localidad de Guainos Bajos (Adra), visualmente conectada con la torre de Alhamilla. Ya en época de Yusuf I (1329-1359), formaría parte de las edificaciones militares construidas por su primer ministro Abu-l-Ridwan por los problemas de piratería que afectaban al Reino de Granada. Data de los siglos XIII-XIV, y es citada a través de la historia en diferentes hitos históricos relativos a las defensas de esta costa. La torre es de sección cilíndrica, de mampostería y dispuesta en hileras. Está rodeada en su base por un contrafuerte de altura variable que se interrumpe en la zona donde quedaba ubicada la escalera por la que se accede al interior. Exteriormente está enlucida de mortero con colorante de color terroso, aplicado en la ultima rehabilitación acometida, que le da un alto grado de integración con el paisaje.

*Torre de la Vela (Bien de Interés Cultural, año 1985): También conocida como el cubo de la Carrera es, junto al Cubo del Cementerio, uno de los restos más relevantes del antiguo recinto. Adosados a la torre quedan restos de muralla, muy pequeños, hoy integrados en el actual urbanismo de la ciudad. La fábrica se compone de mampostería y mortero de cal siendo los compuestos más voluminosos en la base y haciéndose más pequeños según va subiendo la muralla. La piedra es la propia de la zona, con pizarras y esquistos, así como cantos rodados del cercano río de Adra. Tanto la muralla como las torres estaban salpicadas de troneras y saeteras.

*Cubo del Cementerio (Bien de Interés Cultural, año 1985).

*Torreón de Don Pablo Moya (Bien de Interés Cultural, año 1985).

Arquitectura religiosa

*Iglesia de la Inmaculada Concepción: Se encuentra en el interior del primitivo recinto amurallado mandado levantar en 1505 por la reina Juana I, coincidiendo con la concesión de "Privilegios y Exenciones Fiscales". Perteneciente a la diócesis granadina hasta 1957, la primera iglesia, una de las siete levantadas en Las Alpujarras antes de 1530, se reducía a una nave cubierta con armadura y torre a los pies. La actual, de 1530, era de una nave y estuvo dedicado a Santa María de la Encarnación. En 1591 el arzobispo Pedro de Castro decidió su ensanche, acabado en 1599 y consistente en adosarle una cabecera con cubiertas resueltas con bóvedas de ladrillo y sin tejados, para evitar su incendio en un ataque. Destruida en el asalto turco del año 1620, fue reconstruida en 1761. También sufrió importantes daños por un fuerte terremoto en 1804, en especial en el último cuerpo de la torre. A mediados de los años 90 del siglo XX el edificio fue remodelado definitivamente por el arquitecto Nicolás Linares Fernández.

*Iglesia de Nuestra Señora de las Angustias: Fundada como mezquita musulmana, fue reconvertida al cristianismo como iglesia de Santa María hasta mediados del siglo XVIII. Incendiada en 1570 por los moriscos, debido a los daños resultantes tuvo que ser reconstruida. De estilo barroco, su construcción se llevó a cabo en dos etapas: la primera a partir de 1750, consistió en levantar el edificio de nueva planta. La segunda etapa es de 1779 y se debe al alarife Francisco de Funes, cuya actividad se centró en la cabecera y el camarín. Tiene planta de cruz latina con una sola nave de cuatro tramos y capilla mayor cuadrada a la que se abren dos capillas laterales y el camarín. Al exterior muestra su torre campanario adosada a los pies y dos puertas, con arcos de medio punto enmarcados por pilastras.

*Ermita de San Sebastián: Esta ermita, situada en la ladera sur del Cerro de Montecristo e incluida en la delimitación del BIC Cerro de Montecristo, es un pequeño edificio de planta de cruz latina con portada a los pies de ladrillo en dos cuerpos, coronada por espadaña. Data del año 1680, siendo reedificada en 1715. A mediados de ese siglo fue ampliada por la cabecera, a la que se le añadió el crucero y se cubrió todo su espacio con bóveda de cañón. En su interior se veneran las imágenes de San Nicolás de Tolentino y de la Virgen del Mar, patronos de Adra. Además, se hallan allí importantes restos romanos de las factorías de salazones, pertenecientes al siglo I a.C. Igualmente se documentaron en una intervención arqueológica numerosas lápidas de carácter funerario con inscripciones latinas.


Gastronomía

Ver artículo sobre la gastronomía de Adra

Fiestas

Ver artículo sobre la fiestas de Adra

Sociedad

Ver datos estadísticos de la sociedad de Adra

Centros educativos

Centros de Salud

Deportes

Bibliografía

Referencia

Este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.


Entradas relacionadas

Enlaces externos



Para más información, visite Andalupedia

http://www.andalupedia.es/p_termino_detalle.php?id_ter=13496

Principales editores del artículo

Hay 2 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

3.7/5 (9 votos)