Historia de Bédar

De Almeriapedia
(Redirigido desde «Historia:Bédar»)
Saltar a: navegación, buscar

En Bédar podemos imaginar pasadas épocas musulmanas paseando por sus calles pendientes y estrechas dominadas por casas encaladas salpicadas de macetas de geranios multicolor. Desde las calles del barrio alto y desde su amplio mirador podemos ver el azul Mediterráneo y las montañas que nos rodean. Dicen que los primero pobladores eligieron el lugar de asentamiento para evitar ser vistos por los piratas del mar.

Según el libro de Apeo y Población que se confecciona en 1575 para la posterior repoblación, Bédar y Serena constan como Lugares, donde vivían 216 moriscos en cada uno de ellos. Bédar contaba con un horno, dos molinos, una almazara, seis cantarerías con sus hornos y 47 casas, datos que denotan una pequeña alquería; Serena era un lugar semejante, y Bedari debió quedar despoblado en la Baja Edad Media, aunque en el siglo XVI se le reseña como un pago.

El libro de Apeo recoge también los siguientes topónimos medievales: la Mina de la Caparrosa, la Fuente, la Rambla, Almoicar y los pagos de regadío de Vedarín, Jurriltal, Alfocar, Macilarón, etc. Durante este siglo fue creada la parroquia de Bédar en 1505, con el anejo de Serena, que comenzó a utilizar como templo para culto la antigua mezquita hasta que el obispo don Antonio Carrionero (1558-1570), mandó construir la iglesia actual, que consta de tres naves, la central cubierta con una armadura a la que se adhirió una bóveda de yeso cuando se restauró la parroquia en 1682. Sobre la puerta aparece el escudo del obispo.

Esta iglesia, distinguida por su color rosa, se erigió bajo la advocación de Santa María, pero desde su independencia en 1682 de la parroquia de Antas, tiene como titular a Santa María de la Cabeza y como patrón a San Gregorio Naciancieno.

Tras la repoblación de Bédar a finales del siglo XVI con 27 habitantes provenientes de los pueblos cercanos (Mojácar, Vera, etc.), el pueblo continuará una dinámica económica y demográfica durante los siglos XVII y XVIII correspondientes al Antiguo Régimen.

Al realizarse en abril de 1752 el censo de Ensenada, el pueblo había experimentado un notable crecimiento arquitectónico y demográfico de 134 casas y 599 habitantes. El censo recoge también los topónimos de Alfornía, Alfaix, Almocalzal, Jamontar, alguno de ellos aún en uso. El siglo XIX será una época de grandes cambios para Bédar. La actividad minera tendrá gran incidencia marcando una etapa de prosperidad, aún reflejada en las ruinas de la carretera de acceso, pertenecientes al complejo de viviendas e infraestructura de las mismas. Éstas se encuentran en la sierra de Bédar, siendo la tercera cuenca en importancia de hierro. Tras la repoblación de Bédar a finales del siglo XVI con 27 habitantes provenientes de los pueblos cercanos (Mojácar, Vera, etc.), el pueblo continuará una dinámica económica y demográfica durante los siglos XVII y XVIII correspondientes al Antiguo Régimen.

Las minas de plomo se encontraban en el Pinar, que tras la desaparición de éstas se ha transformado en una singular urbanización, donde se han restaurado muchos edificios de aquel viejo distrito minero. Situación análoga ha sucedido en los Pinos donde se explotaron las minas ferruginosas. A consecuencia del transporte mineral se llevaron a cabo diversos avances tecnológicos. En 1888 se colocó el primer clave aéreo de la provincia que iba desde el Pinar a la playa de Garrucha (donde se había instalado un alto horno en 1860), con una longitud de 15,6 kms., el más largo de Europa en aquella época, y movido por una máquina de vapor.

Posteriormente, en 1896 se inauguró la instalación de un ferrocarril de vía estrecha también hasta Garrucha, donde se había construido un embarcadero en la playa para el mineral.

La actividad minera se vio sacudida con la primera Guerra Mundial, la crisis de reconversión posterior al conflicto y la depresión de la década Las minas de plomo se encontraban en el Pinar, que tras la desaparición de éstas se ha transformado en una singular urbanización, donde se han restaurado muchos edificios de aquel viejo distrito minero. Situación análoga ha sucedido en los Pinos donde se explotaron las minas ferruginosas. A consecuencia del transporte mineral se llevaron a cabo diversos avances tecnológicos. En 1888 se colocó el primer clave aéreo de la provincia que iba desde el Pinar a la playa de Garrucha (donde se había instalado un alto horno en 1860), con una longitud de 15,6 kms., el más largo de Europa en aquella época, y movido por una máquina de vapor.de los treinta, que acabaron prácticamente con este sector en Almería.

Actualmente este municipio de 46,72 kms. ubicado en las estribaciones de Sierra de los Filabres, a 404 metros de altitud, pertenece a la comarca de los Filabres, y dista de Almería 88 kms. Después del cierre de las minas. Posteriormente, en 1896 se inauguró la instalación de un ferrocarril de vía estrecha también hasta Garrucha, donde se había construido un embarcadero en la playa para el mineral.

Moros y cristianos en Bédar

Referencia

  • Información obtenida de [1]

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente1.88/5

1.9/5 (8 votos)