Carretillas, tradición de pólvora y fuego (Cantoria)

De Almeriapedia
Saltar a: navegación, buscar
Fiestas en Cantoria

De todos es conocido la antigua tradición de pólvora y fuego que se despliega en la víspera de la festividad de San Antón, el 16 de enero y quizás podamos asegurar que es una de las fiestas más antiguas y con mas arraigo de la provincia de Almería. Se piensa que sus orígenes se remontan a la reconquista de Granada y Almería por parte de los Reyes Católicos. En la época árabe Cantoria vivía de la industria de la seda, de la fabricación de la pólvora y de la agricultura. Durante la reconquista fueron temidas las fábricas de pólvora de Cantoria por su cantidad de producción y por su calidad.

Cuando los Reyes Católicos obligaron a los árabes a la reconversión a la fe cristiana o a la expulsión de los Reinos Ibéricos, los que optaron por la primera vía, necesitaron cristianizar la actividad de la industria de la pólvora para poder seguir fabricándola y a la vez aparentar ser mas cristianos que los cristianos viejos que empezaron a llegar a repoblar las tierras conquistadas, por ello, se piensa que los moriscos (así se llamó a los moros convertidos al cristianismo) eligieron como patrón de la localidad a San Antonio Abad o el Santo Ermitaño por los milagros que hizo en vida en la cura de quemaduras, de enfermedades contagiosas como la lepra, peste, sarna, enfermedades venéreas. Por ello lo representan con una llama de fuego en la mano y un cerdo, un pero o un gallo junto a sus pies por el amor que profesó a los animales. También existió la costumbre costumbre de echar varios cerdos a las calles del pueblo para que las gentes lo engordasen y luego para navidad hacer una rifa entre los vecinos. Tradición que se mantuvo hasta finales de los años 80.

Como hemos hecho referencia anteriormente, la necesidad de cristianizar la actividad de fabricación de pólvora para usos festivos-religiosos les permitió seguir fabricándola hasta el levantamiento morisco de las Alpujarras y del Valle del Almanzora en 1569. Hecho que acabó con la deportación de los moriscos del Valle del Almanzora a Cuenca. Pero la festividad ya había calado hondo entre los nuevos pobladores o castellanos viejos que mantuvieron la fiesta y fabricaron la pólvora de manera casera pero sólo para la víspera de San Antón.

Las carretillas, en su origen eran de caña liadas con cuerda y llenas de pólvora. Estos artefactos eran muy peligrosos y sólo se podían tirar a partir de una hora concreta de la noche. En la actualidad la caña se ha sustituido por cilindros duros de cartón mas seguros. Junto con las carretillas, los vecinos de pueblo también veneran al patrón con las denominadas "Lumbres de San Antón" con leña recogida durante varios días donde los vecinos se reúnen con comida y bebida para celebrar la fiesta.


Copyvio.png ¡Atención! El contenido de este artículo puede suponer una infracción de copyright.

Si eres el autor de este texto y deseas publicarlo en Almeriapedia bajo los términos de la licencia Reconocimiento-CompartirIgual, escribe un mensaje en la página de conversación de este artículo para indicarlo. Si no se puede determinar su legalidad se procederá a su borrado (por el momento se ha procedido a ocultar su contenido poniéndolo en la pestaña de conversación del artículo).


Vídeos

{{{descripción}}}


{{{descripción}}}

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente3.75/5

3.8/5 (8 votos)