Carnaval de Sorbas

De Almeriapedia
Saltar a: navegación, buscar

Los Carnavales de Sorbas se celebran en fin de semana o bien en la tarde del miércoles de ceniza. La fecha es variable debido a que se fija en función de la Semana Santa.


Descripción

Para esta fiesta en Sorbas, se realiza un desfile donde puede participar cualquier persona que lo desee, siempre que se disfrace. Hay que destacar la colaboración de la escuela de adultos que ha contribuido a esta fiesta de manera muy activa.

Vecinos de Sorbas participando en el desfile

El Miércoles de Ceniza comienza con la tradicional misa donde se impone con ceniza la cruz en la frente. Al caer la noche, en torno a las 20:00 h., se celebra el Entierro de la Sardina. Este entierro recorre las calles del pueblo, y en el los vecinos del pueblo portan un féretro relleno de sardinas, simulando así el entierro de la sardina. El cortejo está compuesto por dos jóvenes que tiran petardos dentro de un caldero de lata, el féretro y los vecinos que lo portan, cuatro guardia civiles que lo custodian, un obispo que leerá posteriormente el pregón, detrás las diferentes mujeres que lloran la muerte de la sardina, un bombo y caja sorda y por último toda aquella gente que quiera participar en el mismo. El entierro termina en la plaza del pueblo, donde se lee un pregón.

En este pregón, el "obispo" va repartiendo las distintas partes de la sardina para los vecinos del pueblo. Se suele dar una parte de la sardina para aquellas personas a las que le ha ocurrido algo ese año, algo para los políticos, municipales, etc. Este pregón se hace de manera que cada estrofa rime y un estribillo entonado varias veces es el de ¡Vino Vinorum, Sardina Sardinorum!. Tras el término de este pregón se solía lazar las sardinas que había en el féretro a la gente con lo que se formaba una guerra de sardinas. Últimamente esta guerra se ha perdido. La fiesta ahora continúa con una barra con bebidas y sardinas asadas, a cargo de alguna asociación del municipio.

A eso de la media noche un grupo de jóvenes, y algún que otro maduro, lanzan ollas de cerámica con caramelos a las casas de los vecinos que han tenido a lo largo del año alguna disputa, o se enfadan con más facilidad. El vecino, fruto del lanzamiento, es mejor que no se ponga nervioso porque puede recibir un nuevo envío esta vez de caramelos sin olla.


Galería de vídeos

Pregón del Entierro de la Sardina (I), 2009
Pregón del Entierro de la Sardina (I), 2009

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente4.00/5

4.0/5 (4 votos)