Callejero de Pechina

De Almeriapedia
Saltar a: navegación, buscar

Calle Turco

Se le da este apodo de Calle El Cuerno porque antiguamente para el Carnaval de Pechina se adornaba, y entre otras cosas, se colgaban cuernos.


Calle Venus

Callejón de la Perra Vieja Según la historia, hace muchos años, vivía una mujer caritativa, amiga de complacer y dar de comer al hambriento. Cuando hablaban de ella, los vecinos, decían 'esa es una perra vieja', y con ese apodo se quedó el callejón.

Cuatro Olivos

Parece que antiguamente esta calle era una finca de olivos, pero a medida que la iban formando, los olivos desaparecían, quedando solo cuatro y por eso su nombre real, que aquí no hay apodo.


Calle Jesús de Perceval

Morilla Cascón

Parece ser que habían unos bancales, cuyo dueño se apellidaba Gascón. Para proteger estos bancales les hizo unos muro, y cuando pasaban por allí los vecinos o amigos, les preguntaban “¿qué haces?” y su contestación era siempre la misma; “Aquí, haciendo unos murillos”. De ahí se derivó a Morilla Cascón.


calle La Rosa

Responsa Los Muertos Hace bastante tiempo, en los entierros, era costumbre de que el sacerdote acompañara al difunto, desde la casa de éste hasta donde terminaban las casas de esta calle. Allí hacia un responso. Por ese motivo es este sobrenombre.

Placeta Maestro Herrador

Actualmente no existe esta placeta. Estaba desde donde termina la calle Angustias y el antiguo consultorio médico. En esta placeta, Miguel les ponía las herraduras a las bestias, y de ahí el nombre de la placeta.

Calle Angustias

Callejón Oscuro Antes de hacer casas era un callejón tan oscuro, que no se veía ni cantar, de ahí su apodo.

calle El Chuche

Calle de la Amargura El Domingo de Resurrección, en la procesión del encuentro, cuando la Virgen iba sola buscando a su hijo, decían que llevaba tanta cara de amargura que bautizaron esta calle con ese nombre. Por esta calle también pasaba la procesión de las ánimas, que antiguamente se hacía en Semana Santa

Calle de La Fonda

En esta calle había una fonda, cuya dueña era María del Mar, madre de Isabel, María y Carmen Cantón, quedando la calle ya oficialmente con ese nombre.

plaza de la Libertad

Placeta de la Rita En ella vivió una familia en la que la madre se llamaba Rita y de ella tomó el nombre.

plaza Buenavista

Placeta Mariquita la Jate, Tomó el nombre de una vecina, persona que en los tiempos difíciles ayudaba a todos los que llegaban a su casa y lo necesitaba.

Callejón del Silencio

Callejón del Café Se le dio este nombre porque la puerta trasera del café da al mismo. Algunos vecinos creen que, a mediados de siglo, también se llamó Callejón de Juan el del Horno, por ser éste el propietario del horno que aún existe, pero sin artesa para amasar el pan, como hacía el bueno de Juan.


calle de José Díaz García

Callejón de Pepe Díaz Se le daba este nombre por ser Pepe Díaz (aunque su apellido real era Felices), el que tenía un horno en ese callejón. Actualmente el horno está parado y suponemos que roto debido a los años que hace dejaron de trabajar.

Placeta Ferrer

Placeta de Emilio (donde se encuentra el mercado) Hace ya bastantes años vivió una familia con ese apellido que tenía una fragua, ese puede ser el motivo del nombre.

Plaza Bilbao

Placeta Chirivías Igual que las anteriores tomó el nombre de una familia que allí vivía cuyo apodo era Chirivías, que también eran los propietarios de parte de los bancales que hay en el fondo de la placeta, a los que se dan entrada por el portón que aún existe y que se sigue conociendo por el portón del Chirivias.


Galería de imágenes


Galería de vídeos

Plaza de la villa

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente3.14/5

3.1/5 (7 votos)