Remedios caseros de Rioja

De Almeriapedia
Saltar a: navegación, buscar


Introducción

Entre los saberes transmitidos de generación en generación, se encuentran los remedios caseros para la curación de enfermedades. En un principio el uso de estas prácticas eran llevadas a cabo por las clases más humildes, que no tenían acceso a medicamentos. Hoy en día, este tipo de medicina se considera como una forma alternativa a la medicina académica oficial. Cada día está más extendido el uso de remedios naturales, como coadyuvante a tratamientos farmacológicos.


Su uso en Andalucía se mezcla con las creencias religiosas, seres sobrenaturales, y diversos santos.


Remedios

En la comarca del Bajo Andarax tenemos, entro otros muchos, los siguientes remedios:

Anemia:

Para curar la anemia se tomaba una especie de ponche de huevo, esto es, una mezcla de yema de huevo y vino dulce. Además se utilizaba para coger fuerzas.

Bronquitis:

Para la curación de la bronquitis se utilizaban las ventosas. Se introducía una "perra gorda" (moneda) en una muñequilla, después ésta se introducía en aceite caliente y se colocaba así sobre el pecho o espalda de la persona enferma. Se cogía un vaso y se colocaba boca abajo sobre la misma, de modo que el vaso provocara un efecto ventosa y chupaba la carne. Una vez los poros de la piel estaban abiertos se daban friegas de aguarrás, se colocaba un trapito de lana.

Chichones:

Flor de manzanilla

Se colocaba una perra gorda (moneda) en el chichón presionando hasta que bajara la inflamación.

Dolor de barriga:

Lo más habitual era tomar una infusión de manzanilla o de matalahúva. Otro remedio era frotar la barriga con una rama de romero.

Dolor de muelas:

Si el diente estaba con caries, se introducía en el hueco un clavo de olor. Tambíen se solía da a tomar una bebida alcohólica fuerte, como el coñac o el aguardiente, y dejarlo un rato en la zona.

Lombrices:

Para su curación se tomaban un terrón de azúcar seguido de un vasito de vinagre, ya que la creencia popular era que las lombrices acudían al dulce del azúcar y después el vinagre las mataba.

Resfriado:

Se colocaba sobre el pecho de la persona una bolsita de tela, en la que se introducía salvado caliente. También se tomaba antes de ir a acostarse, una infusión de orégano.
zafero

Otro remedio más usual era tomar vapores de eucalipto utilizando una zafa o zafero. 

El zumo de naranja caliente con vino era muy usado. Hay que tener en cuenta la importancia de la naranja para el municipio de Rioja y para, sobre todo, el Alto Andarax.

Sarna:

Para su tratamiento se utilizaba una mezcla de manteca y azufre. Aplicándose en la zona afectada.

Sabañones:

Se utilizaba un diente de ajo partido frontándolo con los sabañones. El alivio es inmediato.

Baños de Alfaro:

Situados a las afueras del municipio, a partir de 1800 se utilizaron para la curación de infecciones de la piel. Se posee una amplia documentación sobre el registro de personas en dichos baños y los tratamientos a los que se sometían. Actualmente están en estado ruinoso.
Situación de los Baños de Alfaro.
Baños de Alfaro

Agradecimientos:

  • Centro Guadalinfo de Rioja
  • Wikanda: video adjunto.
  • Documentación facilitada por el Excmo. Ayuntamiento de Rioja.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.70/5

2.7/5 (10 votos)