Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación (Vélez-Rubio)

De Almeriapedia
Saltar a: navegación, buscar
Iglesia Encarnacion fachada.jpg

Nombre del edificio

Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación

Localización

Plaza de la Encarnación, Velez-Rubio

Cronología

Fray Pedro de San Agustín (Dtor de obras)

Arquitecto

Eclesiástica

Propiedad

Catalogación

Bien de Interés Cultural


El templo se halla situado en un lugar privilegiado de la villa en una amplia meseta; si bien no se encuentra en el punto más elevado de la población, permitiendo divisarlo desde cualquier lugar.

La Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación es un importante ejemplo arquitectónico de la evolución de finales del periodo propiamente barroco con la etapa neoclásica a través del prerromanticismo greco-romano. Los elementos arquitectónicos barrocos predominan sobre cualquier otro detalle decorativo de época posterior.

El templo responde a un modelo tradicional de cruz latina sobre una planta rectangular. Está dividido en tres naves de desigual altura. La nave central se cubre con bóveda de cañón, con doce lunetos, seccionada por arcos perpiaños moldurados, con casetones en la clave y en el centro de las dos partes que ésta señalada, quedando así dividido en cuatro partes. Sobre las dos naves laterales corren amplias tribunas, cubiertas con bóvedas de crucería.

Los catorce soportes son de núcleo cuadrado, con pilastras adosadas en sus frentes, con capiteles de orden compuesto y un trozo de entablamento del mismo orden.

Sobre el crucero se eleva una esbelta cúpula sobre pechinas, con tambor octogonal, abierta e iluminada por ocho artísticas vidrieras. Estos ventanales está enmarcados por pilastras pareadas que se prolongan a modo de nervios también pareados. Separa el tambor de la cúpula una cornisa de orden compuesto. Entre la puerta principal de acceso al templo y las tres que nos introducen en él, nos encontramos con el atrio o nártex, que posee techumbre abovedada y sobre ella se encuentra el coro.

La fachada principal está enteramente labrada en piedra y tiene la disposición de una fachada-retablo de tres cuerpos, divididos en tres calles por pilastras compuestas en ligero resalte. Entre las pilastras del primer cuerpo, en las calles laterales, existen dos hornacinas que albergan las estatuas de piedra de San Blas y San Indalecio. Destaca en este primer cuerpo la grandiosa puerata, con arco moldurado de medio punto. Sobre ella campea el escudo del Marqués de Villafranca. En el segundo cuerpo aparecen también otras dos hornacinas con las estatuas de San Pedro y San Pablo, enmarcados por pilastras y coronados por un tímpano partido. En el centro de este segundo cuerpo se abre un arco escarzano decorado con molduras y y frontón partido y arqueado. El tercer cuerpo está dedicado a resaltar el tema de la Encarnación. Corona toda la fachada-retablo un tímpano con la cornisa arqueada como un arco en cortina.

Enmarcan la fachada principal dos esbeltas torres cuadradas de cuatro cuerpos. Están construidas de ladrillo a cara vista, reforzado en los esquinazos de los dos cuerpos inferiores por sillares; el tercer cuerpo es enteramente de ladrillo, con el que se construyen las pilastras y cornisas. El cuarto cuerpo es octogonal. Corona cada torre un tejado arqueado.

Galería de imágenes

Localización

Referencia

Este artículo incorpora material de la Declaración como Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento a la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación del municipio de Vélez-Rubio (Almería), publicado en BOE nº71, de 24 de marzo de 1982, que se encuentra en dominio público.

Principales editores del artículo

Hay algun otro contribuyente a esta página.

Valora este artículo

1.8/5 (10 votos)