Basílica de la Virgen del Mar (Almería)

De Almeriapedia
Saltar a: navegación, buscar
Fachada principal de la Basílica de la Virgen del Mar, de Almería.

La Basílica de la Virgen del Mar de Almería se encuentra situada en el casco histórico de esta localidad.

Historia

Los Reyes Católicos fundaron el Real Convento de Santo Domingo de Almería en el año 1492. El templo se construyó en el segundo cuarto del siglo XVI, época de transición del gótico al renacimiento, siendo la parte más antigua que subsiste del antiguo convento.

A comienzos del siglo XVIII se renovó el convento, llevándose a cabo la construcción del claustro, terminado en el año 1728, y posteriormente la sacristía, en 1764.

Cuando en 1835 se suprimió el convento, su iglesia siguió vida independiente del conjunto secularizado, manteniendo su función religiosa, pues el vicario capitular mantuvo abierta la iglesia. Esta etapa fue corta pues, en 1841, el Ayuntamiento acordó cerrarla al público para que sirviese de capilla al Colegio de Humanidades que funcionaba en el antiguo convento, la actual Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos.

Poco después, en 1844, la iglesia fue de nuevo abierta al culto para seguir venerando en ella la imagen de la Patrona de la ciudad, la Virgen del Mar, estando regida a partir de entonces por sacerdotes seculares hasta el año 1899 cuando se entregó de nuevo a los dominicos, que regresaron a Almería, y levantaron un nuevo convento junto al antiguo desamortizado.

Tras sufrir un incendio en el año 1936, fue restaurada en 1940 siguiendo un proyecto de Guillermo Langle Rubio, siendo reconstruida su portada por Pedro Bértiz García.

Basílica

Interior de la Basílica de la Virgen del Mar, de Almería.

La iglesia tiene planta de cruz latina con tres naves en el brazo mayor, articuladas en tres tramos. La nave central más ancha que las laterales, se encuentran separadas mediante pilares cruciformes, con medias columnas adosadas. El crucero está formado por un sola nave transversal y el presbiterio, de planta trapezoidal, lleva un hueco en el centro que comunica con el camarín de la Virgen que le da nombre a la Basílica. Se trata de una talla policromada con un indudable valor artístico, perteneciente al siglo XV.

Iconográficamente representa a una Virgen Madre que sostiene al Niño Jesús en su brazo derecho. Tiene igualmente un gran valor histórico para la ciudad de Almería, ya que desde el primer día en que la imagen fue encontrada el 21 de diciembre de 1502 por Andrés de Jaén en la playa de Torregarcía y recogida por el prior de Santo Domingo, quien la coloca en el camarín de la Iglesia, goza de un gran fervor popular.

La sacristía y el resto de las dependencias se sitúan cerca de la cabecera por el lado de levante, con una entrada que se abre al crucero.

La cubierta de la nave central se resuelve mediante una bóveda de medio cañón, reforzada por arcos fajones y la de las naves laterales con bóvedas de terceletes.

Al exterior, la fachada presenta en el centro una portada de cantería, que enmarca un hueco trilobulado en su parte superior, ésta se completa con unos laterales en resalto y un piñón en el remate. La fachada de poniente es de construcción sencilla, en ella se abre la puerta lateral enmarcada por molduras.

Bien mueble

Virgen del Mar

Autor: Anónimo

Materia: Madera de Roble

Técnica: Talla y policromía

Medidas: 95 cms. alta

Época: Siglo XV

Catalogación

Decreto 128/1992, de 14 de julio, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con la categoría de monumento, la Basílica de la Virgen del Mar, en Almería, y la Escultura de su mismo nombre.

Bibliografía

Localización

{{{descripción}}}

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.33/5

2.3/5 (6 votos)